la via lactea

LA VIA LACTEA

El universo es la totalidad del espacio y del tiempo, de todas las formas de la materia, la energ√≠a y el impulso, las leyes y constantes f√≠sicas que las gobiernan. Sin embargo, el t√©rmino tambi√©n se utiliza en sentidos contextuales ligeramente diferentes y alude a conceptos como cosmos, mundo o natura leza.
Observaciones astron√≥micas indican que el universo tiene una edad de 13,73 ¬Ī 0,12 millardos de a√Īos (entre 13 730 y 13 810 millones de a√Īos) y por lo menos 93.000 millones de a√Īos luz de extensi√≥n. El evento que se cree que dio inicio al universo se denomina Big Bang. En aquel instante toda la materia y la energ√≠a del universo observable estaban concentrada en un punto de densidad infinita. Despu√©s del Big Bang, el universo comenz√≥ a expandirse para llegar a su condici√≥n actual, y contin√ļa haci√©ndolo.
Debido a que, seg√ļn la teor√≠a de la relatividad especial, la materia no puede moverse a una velocidad superior a la velocidad, puede parecer parad√≥jico que dos objetos del universo puedan haberse separado 93 mil millones de a√Īos luz en un tiempo de √ļnicamente 13 mil millones de a√Īos; sin embargo, esta separaci√≥n no entra en conflicto con la teor√≠a de la relatividad general, ya que √©sta s√≥lo afecta al movimiento en el espacio, pero no al espacio mismo, que puede extenderse a un ritmo superior, no limitado por la velocidad de la luz. Por lo tanto, dos galaxias pueden separarse una de la otra m√°s r√°pidamente que la velocidad de la luz si es el espacio entre ellas el que se dilata.
Mediciones sobre la distribuci√≥n espacial y el desplazamiento hacia el rojo (redshift) de galaxias distantes, la radiaci√≥n c√≥smica de fondo de microondas, y los porcentajes relativos de los elementos qu√≠micos m√°s ligeros, apoyan la teor√≠a de la expansi√≥n del espacio, y m√°s en general, la teor√≠a del Big Bang, que propone que el universo en s√≠ se cre√≥ en un momento espec√≠fico en el pasado.
Observaciones recientes han demostrado que esta expansi√≥n se est√° acelerando, y que la mayor parte de la materia y la energ√≠a en el universo es fundamentalmente diferente de la observada en la Tierra, y no es directamente observable (v√©anse materia oscura y energ√≠a oscura). La imprecisi√≥n de las observaciones actuales ha limitado las predicciones sobre el destino final del universo.